Stephen Gill – The Pillar

01140041

Como cada año por estas fechas tiene lugar  Les Rencontres de la photographie, Arles cita ineludible para los amantes de la fotografía.

Que el fenomeno fotolibro es una realidad no es noticia como tampoco lo es que  ganar el premio al mejor trabajo autoeditado cuanto menos te situa en el mapa, este año el galardon ha recaido en Stephen Gill  por su trabajo The Pillar.

Al igual que sucedía en la famosa película Smoke el trabajo se construye sobre la idea de un plano fijo que aún registrando un mismo escenario es capaz de mostrar un universo particular en cada imagen.

A diferencia de Auggie Wren (Harvey Keitel) en la película, Stephen Gill no empuña su cámara cada dia para realizar la foto, por contra  se sirve una camara con sensor de movimiento capaz de realizarla de modo automatico.

Trabajos como este ponen de manifiesto que el acto fotográfico no se termina la toma, mas bien es el inicio del proyecto, un debate que ya empieza a parece rancio a vista de como evoluciona el medio.

knausgaard-birds12

Pequeño texto sobre El pilar por Stephen Gill (no aparece en el libro)

El paisaje que rodea mi casa en Suecia puede ser engañoso. La actividad de las aves que contiene está diluida por la inmensidad de la tierra plana y el cielo, lo que da la impresión de que muy poco está sucediendo. En enero de 2015, con la idea de que su actividad podría ser más frecuente de lo que pensé al principio, decidí intentar sacar a las aves del cielo. En el borde de un campo junto a un arroyo, instalé una plataforma de 6 cm de diámetro en forma de pilar de madera de aproximadamente un metro y medio de altura. Frente a él, coloqué otro, del mismo tamaño, en el que monté una cámara con sensor de movimiento. Cuando visité la cámara unos días después, para mi sorpresa, había funcionado. El pilar había canalizado a las aves desde el cielo ofreciéndoles un lugar para descansar, alimentar, cuidar a sus crías y mirar alrededor. Me cautivó. Las imágenes eran a menudo caóticas, Las aves son extravagantes y torpes como los contorsionistas, pero las formas y líneas suaves hechas por sus cuerpos y alas fueron sorprendentes. Desde la ventana de mi cocina, el pilar apareció como un cerillo en la distancia plana, pero la ausencia dio a los pájaros una mayor presencia en mi mente. Incluso cuando estaba fuera del país, me estaba imaginando la actividad en el escenario. 

La mayoría eran especies que nunca había visto antes, aunque reconocí algunas de mi obsesión adolescente por la vida de las aves en el interior de la ciudad, que fue fundamental para mi creciente interés en hacer fotografías en Bristol, mientras crecía. Mi estado de ánimo al hacer este nuevo trabajo me devolvió a esos años como si completara un círculo completo. Este nuevo ejercicio se convirtió en una forma accidental de conocer tanto el comportamiento de las aves como las aves individuales. Algunos eran pequeños, otros eran grandes, y algunos tenían personalidades distintivas, completamente vívidas y parecidas a personas que conocía. Me siento muy atraído por las formas que presentan las aves en vuelo, las aves posadas y las que están entre las dos: garras cerradas sobre la superficie del pilar, plumas translúcidas desplegadas para revelar patrones y marcas, imágenes tan prístinas como en un libro de identificación. y aquellos, también, que son maltratados, Mojado o azotado por el viento. Las formas a menudo evocaban imágenes de los pájaros tocando instrumentos de cuerda, o usando capas y máscaras, haciendo ejercicio o gritando. También me impresionó cómo el rectángulo precompuesto relativamente fijo de la cámara ofrecía un recordatorio de las infinitas variaciones de una sola escena durante un período de tiempo, lo que sugiere que nada sucede dos veces. 

Ya han pasado cuatro años desde que comenzó el proyecto y el pilar de madera batido por el clima se ha moldeado en el paisaje como si siempre hubiera estado allí. A menudo pienso en ello como un reloj de sol que ocasionalmente atrapa el arco del sol. En los meses de verano, el clima seco hace que aparezcan grietas y el pilar se vuelve quebradizo. En el otoño, el pilar se oscurece en el tono, absorbiendo el agua y provocando que el musgo se hinche y se propague. Con el tiempo, el escenario de madera de 6 cm se ha suavizado, como si estuviera ligeramente pulido por el aterrizaje de muchos pies. El grano de la superficie de la madera es más pronunciado donde las garras han raspado entre los anillos de crecimiento. Desde entonces he aprendido que la región de Skåne, donde vivo, alberga 192 de las 250 especies de aves que son nativas de Suecia.

Stephen Gill

 

El Pilar – Stephen Gill Video

Mario Carnicelli

En 1966 la revista Popular Photography otorga a Mario Carnicelli el primer premio en un concurso nacional de fotografía italiano que consiste, ni mas ni menos que, en una beca que le permite fotografiar América durante un mes. De este modo a sus 29 años y alejado de su Italia natal se aventura a mostrarnos, al  igual que hiciera a finales de la decada de los  40  Robert Frank ,   “sus Americanos”  mucho menos mediáticos pero no por ello menos interesantes.

Cuando regresó a Italia, Carnicelli mostró las imágenes en una exposición en Milán titulada “Lo siento, América“.

En su reciente publicación American Voyage editado en 2018 por Tony Nourmand, reconoce que sintió que estaba invadiendo un lugar que no le era familiar, después de ese primer viaje a los Estados Unidos regresó en  varias ocasiones y fotografió ciudades como Nueva York, Boston, Chicago, Detroit, Buffalo, Dallas y San Francisco.

“Mirando hacia atrás ahora, era como si quisiera disculparme por lo que había registrado como fotógrafo, me sentí como un intruso investigando una nueva sociedad en ese momento”.

Mario Carnicelli

 

‘Portrait-of-Mario-Carnicelli-in-New-York-1966’
Portrait of Mario Carnicelli in New York 1966

 

Sigue leyendo “Mario Carnicelli”

El tema fotográfico

Son muchas y diversas las aristas que definen a un fotógrafo pero sin duda alguna el tema  sobre el que pivota su obra nos permite conocer un poco más sobre su persona sus inquietudes y preocupaciones.

En ocasiones el tema viene impuesto, sobre todo en el ámbito profesional, pero incluso en esos casos la mirada del fotógrafo es determinante, si 10 fotógrafos se enfrentan al reto de fotografiar una misma pared es probable que  no obtengamos dos imágenes iguales, el resultado estará condicionado, más allá del equipo empleado, a una mirada personal e intencionada que busca provocar una reacción concreta en el espectador. Sigue leyendo “El tema fotográfico”

Raul Kalesnik – El lugar donde vivo

Una vez más el amigo Roberto Hernández Yustos nos pone sobre la pista de uno de los autores más interesantes de la escena actual Raul Kalesnik, al cual dedicó un espacio en su última ponencia “Nuevas narrativas: fotografía de calle con Google Street View”  en la pasada edición del festival de fotografía urbana Fotokalea.

El medio fotográfico ha evolucionado, la época del cuarto oscuro dio paso a la edición digital, la captura ya no se limita a aquello que nuestro equipo fue capaz de registrar, sino que es extensible a todas aquellas imágenes que de algún modo orbitan a nuestro al rededor .

 

10-veracruz_1
Raul Kalesnik – El lugar donde vivo

Sigue leyendo “Raul Kalesnik – El lugar donde vivo”

Ficción Documental

Hubo una época en que la fotografía era prueba de la realidad. Si algo aparecía en una imagen, inmediatamente ese algo se volvía irrefutable: constatación comprobable de lo real. Sin embargo, con la aparición de la fotografía en 1820 surgió también la mirada fotográfica. El hecho objetivo de disparar el obturador de una cámara se volvió subjetivo, en la medida en que el autor de la imagen se permitió más dosis de experimentación. Ya no sólo importaba el registro de la realidad concreta, sino también la interpretación de ella.Con los años, incluso, surgió el escepticismo, y fotos emblemáticas de la historia como Muerte de un miliciano, tomada por Robert Capa durante la Guerra Civil Española o Alzando la bandera de Iwo Jima, que le significó ganar el Premio Pulitzer al fotógrafo Joe Rosenthal, han sido cuestionadas en su autenticidad.

Capa-Falling-Soldier-in-1937-Life-Magazine

 

Sigue leyendo “Ficción Documental”

Alexandra Mena Sansano – Carta a mi padre, de tu hijo.

2_web

 

Esta mañana me ha llegado el libro de Alexandra Mena Sansano, a la que no conocía hasta que vi en el muro de gabriela cendoya-bergareche una reseña de su último trabajo.
desde el primer momento me atrajo por el formato la limpieza y lo cuidado que parecía todo y además lo acompañaba un figurita de esas de papel que era una especie de cachalote hecho con mucho mimo y me anime a pedir una copia.
Muchas veces hay trabajos que aun interesándote no terminan de engancharte, no logran emocionarte sin embargo nada más abrir el paquete y ver el librito que venía dentro supe que me iba a gustar, no sabes exactamente porque pero te atrapa y te emociona y eso no sucede todos los días.
Creo que lo vi dos o tres veces seguidas, no escudriñándolo sino disfrutando pausadamente a sabiendas que lo que tenía en las manos era importante, poco después estaba escribiendo a la autora para comentarle que me había encantado y me gustaría  escribir una entrada en el blog y aquí estoy sentado escribiendo algo mientras llega el mail y con la cena sin hacer.

Sigue leyendo “Alexandra Mena Sansano – Carta a mi padre, de tu hijo.”