Mario Carnicelli

En 1966 la revista Popular Photography otorga a Mario Carnicelli el primer premio en un concurso nacional de fotografía italiano que consiste, ni mas ni menos que, en una beca que le permite fotografiar América durante un mes. De este modo a sus 29 años y alejado de su Italia natal se aventura a mostrarnos, al  igual que hiciera a finales de la decada de los  40  Robert Frank ,   “sus Americanos”  mucho menos mediáticos pero no por ello menos interesantes.

Cuando regresó a Italia, Carnicelli mostró las imágenes en una exposición en Milán titulada “Lo siento, América“.

En su reciente publicación American Voyage editado en 2018 por Tony Nourmand, reconoce que sintió que estaba invadiendo un lugar que no le era familiar, después de ese primer viaje a los Estados Unidos regresó en  varias ocasiones y fotografió ciudades como Nueva York, Boston, Chicago, Detroit, Buffalo, Dallas y San Francisco.

“Mirando hacia atrás ahora, era como si quisiera disculparme por lo que había registrado como fotógrafo, me sentí como un intruso investigando una nueva sociedad en ese momento”.

Mario Carnicelli

 

‘Portrait-of-Mario-Carnicelli-in-New-York-1966’
Portrait of Mario Carnicelli in New York 1966

 

Mario Carnicelli viaja por primera vez a América en 1966,  el país está a punto de cerrar una década controvertida donde se sucedieron innumerables eventos históricos de repercusión internacional: la lucha contra la segregación racial, la guerra de Vietnam, el surgimiento de la cultura hippie, la contracultura artística, la imposición de la música rock… En fin, años cargados de significado y de cambios abruptos para una sociedad que hasta entonces vivía en una burbuja de ingenua pacatería.

“Tan pronto como llegué, quedé fascinado, me sentí como si estuviera viviendo en otra dimensión. Me cautivó el espíritu despreocupado y la libertad que ofrecía América con su mezcla de culturas y tradiciones. Me impresionaron las calles abarrotadas y las decadentes pantallas colgadas, las personas  se cruzaban entre sí sin detenerse … Para mí, Estados Unidos parecía tener una cara que se traducía instantáneamente en imágenes”.

Mario Carnicelli

 

 

 

En aquellos años eran muchos los fotógrafos que se lanzarían a la calle a fotografiar America, muchos de ellos son grandes clasicos hoy en día, autores como  Stephen Shore quien nos muestra ese instante no decisivo en Uncommun Places para posteriormente mostrarnos su aclamado American Surfaces  , William Eggleston por su parte empezaba a desafiar los standares del sistema en lo que años mas tarde (1976) de la mano del curador John Szarkowski culminaría en una de las exposiciones más celebradas y trangresoras hasta la fecha en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, fué el mismo Szarkowski quien en 1967 presentó la exposición New Documents en el MoMA donde se presentaba el trabajo de Arbus, Friedlander y Winograd, en definitiva una época dorada para la fotografía en general y más concretamente para la fotografía Americana, que aún, a día de hoy sigue sorprendiendonos con autores apenas mediáticos pero  con un obra a la altura de los grandes .

4B9E9DA400000578-5675535-Mr_Carnicelli_photographed_these_two_girls_in_a_car_in_Washingto-a-1_1525125183521

 

La mirada que  Mario Carnicelli nos ofrece en American Voyage se asemeja a la que años más tarde (1969) nos mostraría Schlesinger en  Cowboy de medianoche , película en la que su director desmitifica el sueño americano en la figura de un inocente y recien llegado joven sureño Joe Buck quien, nada más pisar la gran manzana, con sus  lustrosas botas y su característico orgullo  texano, se ve forzado a descubrir esa cara menos amable de la ciudad soñada.

“América es un estado de ánimo. Decirlo es fácil y difícil al mismo tiempo. Detrás de esa cara opulenta, tiene muchas otras; todas ellas verdaderas, todas ellas profundamente significativas “

Mario Carnicelli

4B9E9DA800000578-0-image-a-41_1525114652776

 

Su fotografía, al igual que ocurre en la película, refleja esa individualidad tan caracteristica de las grandes urbes que roza la soledad, evidenciando la fragilidad de unos personajes que compiten en protagonismo con su entorno.

large (6)

 

Al igual que sucediera en la película donde un Joe Buck  abatido y sometido se ve obligado a tirar en un basurero su apreciada vestimenta texana. resignado al ver como las botas de cuero que con tanta dedicación abrillantaba se resistían a entrar,  Carnicelli se interesa en mostrarnos  la soledad y desarraigo que se percibe en las personas que fotografía y lo hace desde la distancia justa que le otorga anonimato sin perder la cercanía.

‘South-Pacific-Restaurant-Chicago-1966’

 

La mirada de  Carnicelli se encuentra a medio camino de la figura de Joe Buck ingenuo y  confiado, ansioso de vivir ese sueño americano que tan bien le han vendido y la del coprotagonista  Ratso Rizzo , un italoamericano tuberculoso obligado a sobrevivir a cualquier precio en una ciudad deshumanizada, capaz de  invisibilizarte aun viviendo en pleno Times Square. 

 

 

Pero no nos distraigamos quien es Mario Carnicelli? 

Mario Carnicelli, Atri Italia 1937, hijo de familia vinculada a la fotografía tiene una relación muy temprana con la misma, más tarde terminaría trabajando como fotoperiodista en medios como Panorama, Corriere della Sera e Il Giorno.

“Con la fotografía he tenido una relación de muchos años, era un niño cuando me colé en el cuarto oscuro de mi padre por primera vez, en su ausencia, y en secreto de mi madre ”.

Mario Carnicelli

 

En 1966 gana una beca que le permite viajar un mes a fotografiar America, queda fascinado y este será el primero de varios viajes entre 1967 y 1973 a lo largo y ancho del Pais.

“Tan pronto como llegué, quedé inmediatamente fascinado, me sentí como si estuviera viviendo en otra dimensión. Me cautivó el espíritu despreocupado y la libertad que ofrecía América con su mezcla de culturas y tradiciones. Me impresionaron las calles abarrotadas  y como las personas se cruzaban entre si sin tan siquiera detenerse … Para mí, Estados Unidos parecía tener una cara que se traducía instantáneamente en imágenes”.

Mario Carnicelli

American Voyage

 

En su trabajo coexisten el B/N y el color , otorgandoles a cada uno una jerarquia claramente diferenciada, así como el Formato medio y el 35mm .

América para mí era un país en color más que en blanco y negro. Es intenso, al igual que su publicidad.

El color era la realidad. El blanco y negro era una abstracción de todo lo que sentía allí.

Mario Carnicelli

Años más tarde decide bajar su cámara para abrir su propio negocio de fotografía en Florencia, todo su archivo fotográfico termina almacenado en su sotano durante 50 años, hasta que el año pasado fue redescubierto.

Mario-Carnicelli3

 

En 2010 cierra su tienda y le pide a la curadora Bärbel Reinhard que eche un vistazo a los  negativos que había almacenado durante medio siglo.

Mientras miraba las imágenes, encontró miles de fotos de los años 60 y 70, incluidas las que tomó de los EE. UU y que ahora tras su reciente publicación bajo el nombre American Voyage ve la luz en forma de exposición en la reciente edición de Photo London.

“Si Mario Carnicelli no hubiera cerrado su tienda de fotografía en 2010 y me hubiera pedido que echara un vistazo a sus viejos negativos, nunca hubiera sabido, como muchos de nosotros, que él era un fotógrafo. En su bodega había un tesoro escondido, un mundo extraño y fascinante en blanco y negro, pero también en exquisitas imágenes en color, cientos de historias y microcuentos de los años sesenta y setenta, en su mayoría ambientados en Italia, pero también en América.

Una vez que comenzamos a curar y escanear el archivo de formato medio cuidadosamente almacenado y negativos de 35 mm, el sabor vintage nostálgico dio paso al descubrimiento de una actitud moderna asombrosa, belleza sin retórica, gestos ordinarios que se vuelven icónicos, centrados en su interés por explorar lo humano. Condición de los individuos en las diferentes sociedades. Su archivo comprende un cuerpo cohesivo de trabajo documental de miles de imágenes, que después de cincuenta años finalmente recibe la atención que merece ”.

Barbel Reinhard

4B9E9D6400000578-0-image-a-8_1525114448310

 

Lo siento América!

Perdonanos América! Hablar de ti es difícil y fácil al mismo tiempo. Fácil porque te presentas ante el visitante precipitado con  una cara traducible de inmediato en imágenes, difícil porque detrás de esa apariencia hay otras veinte diferentes y todas ellas reales.

Capturé sobre la marcha el ritmo de la ciudad, sus objetos cotidianos, aquello significativo de la cultura americana, y es precisamente en esas imágenes tan “normales” de donde nace mi discurso.

Si me preguntaran ahora que es America? respondería América es todo y no es nada!, lo siento América!.

Mario Carnicelli

American Voyage Photos

Mario Carnicelli

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s